Mina de Sal “Wieliczka"

ul. Daniłowicza 10, Wieliczka

Hoy:

8:00-17:00
cerrado

Cada año más de un millón de turistas de todo el mundo visitan la famosa Mina de Sal de “Wieliczka" para admirar las antiguas cámaras excavadas en la sal, esculturas de sal, lagos de salmuera y capillas subterráneas.

Según cuenta la leyenda, la mina de sal de Wieliczka fue descubierta por Cunegunda, la esposa del soberano cracoviano Boleslao V el Casto. Dicen que antes de la boda, cuando Cunegunda estaba todavía en su país natal, en Hungría, recibió en dote una mina de sal. La princesa quería donar la sal a sus súbditos polacos, pero no sabía cómo trasladar la mina de Hungría a Polonia... Entonces resolvió arrojar su anillo de compromiso en uno de los pozos de la mina. Cuando llegó a Polonia, les mandó a sus sirvientes que excavaran otro pozo, en las proximidades de Cracovia. Resultó que en el primer témpano de sal descubierto estaba escondido... ¡el anillo!

La realidad histórica es que la extracción de sal mediante evaporación empezó en esta zona ya en los años 3500-2500 a. C. En el siglo XIII d. C. empezó el desarrollo dinámico de la mina. Ya en los inicios de su funcionamiento resultó que la mina era una considerable fuente de ingresos y, al mismo tiempo, una atracción turística —los primeros visitantes llegaron aquí ya en la Edad Media—. La mina fue visitada, entre otros, por Nicolás Copérnico y, más tarde, por Frédéric Chopin y Johann Wolfgang von Goethe.

Actualmente, la Mina de Sal de Wieliczka —una de las pocas minas del mundo que sigue funcionando ininterrumpidamente desde la Edad Media hasta la actualidad— es visitada por más de un millón de turistas al año. En las cámaras históricas, situadas en la profundidad de 64-135 metros y unidas entre sí mediante aceras de una longitud total de más de 2 km, podemos admirar, por ejemplo, adornos naturales (estalactitas y estalagmitas), esculturas de sal, lagos de salmuera, antiguos espacios de explotación, máquinas de minería históricas y capillas subterráneas, entre otras la más famosa: la capilla de Santa Cunegunda. En 1978 la Mina de Sal de Wieliczka fue inscrita en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO.

Información práctica

Todas las visitas son guiadas (cerrado: el 1 de enero, el Domingo de Resurrección, el 1 de noviembre, el 24 y 25 de diciembre)

Para los turistas individuales la visita en polaco empieza cuando el grupo cuenta con 35 personas (como máximo una hora después de que el primer miembro del grupo haya adquirido su entrada).
Para hacer de su visita una experiencia aún más agradable ofrece visitas guiadas en varias lenguas extranjeras.

Entradas: visita en polaco PLN 55/39, entrada familiar (2+2) PLN 149; visita en un idioma extranjero: PLN 84/64, entrada familiar (2+2) PLN 232

Los grupos deben efectuar una reserva previa del servicio del guía, independientemente del idioma elegido. Para efectuar la reserva hay que ponerse en contacto con el Departamento de la Organización del Tráfico Turístico (telefónicamente, vía correo electrónico o fax)

Entradas: PLN 50/33 + servicio de guía: en polaco PLN 170, en un idioma extranjero PLN 250

La visita por la ruta turística dura aproximadamente 3 horas.

Horario de apertura:
01 enero - 31 marzo
lun-dom 8:00-17:00
01 abril - 31 octubre
lun-dom 7:30-19:30
01 noviembre - 31 diciembre
lun-dom 8:00-17:00
ul. Daniłowicza 10, Wieliczka
12 278 73 02, 12 278 73 66
Para los cuales: para los niños
OK We use cookies to facilitate the use of our services. If you do not want cookies to be saved on your hard drive, change the settings of your browser.