Lonja de Paños

Rynek Główny 1-3

Hoy:

no hay información disponible

Uno de los edificios más reconocibles de la ciudad, una perla de la arquitectura renacentista, el "centro comercial" más antiguo de Cracovia: la Lonja de Paños (en polaco "Sukiennice") es uno de los monumentos más importantes de Cracovia.

La Lonja de Paños era una de las instituciones más importantes de la ciudad —aquí se concentraba el comercio—. La primera Lonja de Paños, creada en el siglo XIII, cuando a Cracovia se le confirieron los derechos urbanos, estaba constituida por dos filas de tenderetes que formaban un paseo en el centro de la Plaza Mayor. Los dos extremos de este paseo se cerraban por las noches con rejas, para desanimar a los eventuales ladrones. El primer edificio de piedra, cubierto por un tejado, se construyó en este lugar en el siglo XIV. A día de hoy se han conservado algunas huellas de aquella edificación, en forma de puntiagudas arquerías laterales. El comercio realizado en la Lonja de Paños constituía una relevante fuente de ingresos para la ciudad. De acuerdo con el privilegio real, los comerciantes de paños que venían a Cracovia desde fuera de la ciudad podían vender sus mercancías solamente en este lugar.

Por lo tanto, no es de extrañar que, en 1555, después de que el edificio fuera destruido por un incendio, se iniciara inmediatamente su reconstrucción. Las obras fueron encargadas a los mejores arquitectos, artistas y artesanos; había entre ellos muchos italianos que llegaron a Polonia siguiendo los pasos de la reina Bona (la esposa del rey Segismundo I el Viejo que procedía de Italia). El edificio renovado ganó un largo ático decorado con un friso ornamentado y con mascarones —grotescas cabezas humanas diseñadas por el eminente escultor italiano, Santi Gucci—. El mercado principal fue dividido en dos niveles. Así se creó una segunda planta, destinada al pequeño comercio de mercancías de diversos tipos. El nombre polaco de este espacio, "smatruz" proviene de la palabra alemana "schmettern" y hace alusión al ruido y chirrido producido por las mujeres que vendían aquí sus productos. A esta planta superior conducían dos loggias con escaleras, situadas en los lados más angostos del edificio (según el diseño de Giovanni Maria Padovano).

Como durante mucho tiempo no se realizó ninguna renovación, la Lonja de Paños empezó a perder su brillo. A finales del siglo XIX, el decaído edificio, al que desde el exterior se "pegaron" casetas de madera, ya no se parecía en nada a la antigua perla renacentista de Cracovia. Fue imprescindible una renovación a fondo. De hecho, el aspecto actual del edificio se lo debemos a la remodelación realizada en aquel tiempo: se derribaron las casetas, se añadieron galerías de arcos y en el antiguo "smatruz" se organizó una galería de la pintura polaca. No obstante, el comercio no desapareció de aquí por completo: actualmente la planta baja está llena de tenderetes en los que, en lugar de paños, se venden souvenirs de Cracovia.

Véase también:

  • la cafetería de Jan Noworolski con una decoración secesionista y policromías;
  • la Galería del Arte Polaco del siglo XIX, una filial del Museo Nacional de Cracovia, cuya primera sede se encontraba precisamente en la Lonja de Paños; la Galería reúne pinturas de Jan Matejko, Piotr Michałowski, Jacek Malczewski, Henryk Siemiradzki, Józef Chełmoński y otros artistas;
  • el Subsuelo de la Plaza Mayor: un recorrido turístico y viaje al pasado; la técnica moderna y reliquias de los edificios comerciales de piedra más antiguos de Cracovia, así como adornos, monedas y otros objetos encontrados por arqueólogos nos remontan a la Edad Media (es una filial del Museo Histórico de la Ciudad de Cracovia);
  • el cuchillo de hierro: la herramienta colgada en el paso de la Lonja de Paños, por el lado del monumento a Adam Mickiewicz es un vestigio de la austera Ley de Magdeburgo que preveía el castigo de amputación de orejas en caso de ladrones y la pena capital en caso de delincuentes más peligrosos. Hay también una leyenda que asocia el cuchillo con la historia de los dos hermanos que construyeron las torres de la iglesia de Santa María.
Rynek Główny 1-3
Acerca de: entrada libre
OK We use cookies to facilitate the use of our services. If you do not want cookies to be saved on your hard drive, change the settings of your browser.